México DF, 8 de julio de 2011.

  • • Organizaciones defensoras de derechos humanos sostuvieron un encuentro con Navanethem Pillay, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.
    • La Red por los Derechos de la Infancia en México expresó su preocupación por los aproximadamente 1,300 homicidios de niñas, niños y adolescentes en los últimos cuatro años, como resultado de la lucha contra el crimen organizado.
    • REDIM hace un urgente llamado a investigar las amenazas que han recibido Lydia Cacho y Raymundo Ramos, defensores de derechos humanos.

El pasado 5 de julio la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) y diversas Organizaciones de la Sociedad Civil tuvieron un encuentro con la Sra. Navanethem Pillay, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Las OSC presentaron un panorama de la situación de los derechos humanos en México ante el contexto de violencia que se vive en nuestro país.

En este sentido, la REDIM ofreció datos que muestran el impacto del clima de violencia generalizada en México, desde que el Gobierno Federal emprendió la lucha contra el crimen organizado, sin contar con una estrategia de protección a la población infantil y juvenil que previniera la violencia contra este segmento, el cual representa el 33% de la población nacional.

En los últimos cuatro años suman aproximadamente 1,300 homicidios contra personas menores de edad, un indeterminado número de desplazados y aproximadamente 27 mil adolescentes que son víctimas de la “narcoexplotación” y objeto de agresiones por parte de distintas autoridades.

Se invitó a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos OACDH a intervenir para que el Estado Mexicano garantice el interés superior de la infancia frente a la violencia armada que vivimos, definiendo acciones preventivas para frenar totalmente el asesinato y daños en contra de niños y niñas por parte de la delincuencia organizada y las autoridades mexicanas.

Además, se expresó la urgencia de frenar la impunidad realizando una profunda investigación sobre los homicidios y violencia con la infancia, fincando responsabilidades a funcionarios implicados por omisión y/o violación de derechos, castigando a los responsables de los mismos e indemnizando a las familias que han perdido a sus hijos e hijas.

Asimismo, REDIM recordó que el Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas emitió recomendaciones al Estado Mexicano para ofrecer información detallada sobre el número de niñas y niños que han sido víctimas, huérfanos, detenidos y asesinados en el contexto de violencia armada contra el crimen organizado.

Algunos de los datos oficiales que reflejan la difícil situación de violencia contra la infancia y la adolescencia en México:

• La tasa de mortalidad por homicidio en la población de 15 a 17 años en 2009 incrementó en 33% con respecto al 2008, pasando de 8 a 10.7 muertes por cada 100 mil habitantes, esto representa más de 680 muertes en el año.[1]

• La tasa de mortalidad por suicidio en la población de 15 a 17 años en 2009 tuvo un incremento del 24% con respecto al 2008, pasando de 5 a 6.2 muertes por cada 100 mil habitantes, lo cual representa 395 muertes en el año[1]

• La Base de Datos de Presidencia mostró un incremento de más del 100% del 2009 al 2010 en el número de muertes de la población de 16 a 20 años de edad, lo cual representaba más de 2 mil muertes.[2]

• El conteo hemerográfico de la REDIM muestra un incremento del 50% en el número de muertes infantiles relacionadas con el crimen organizado en la primera mitad del 2011, respecto al 2010, esto representa más de 120 defunciones.[3]

Por otro lado, desde la REDIM expresaron una gran preocupación por las amenazas a defensores de derechos humanos, refiriéndose particularmente a las amenazas contra la periodista Lidia Cacho (ante lo cual Amnistía Internacional México ha lanzado una Acción Urgente solicitando a las organizaciones exhorten al gobierno mexicano a garantizar su seguridad) así como al intento de secuestro en contra de Raymundo Ramos, Presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo, Tamaulipas, el cual tuvo lugar antes de dar a conocer ante los medios de comunicación y las autoridades el caso de la desaparición de al menos 15 personas a manos de presuntos integrantes de la Marina. REDIM destaca que Ramos es quien acompaña la defensa de la Familia Almanza por los homicidios de Bryan y Martín, de 5 y 9 años respectivamente, que ocurrieran hace más de un año en Nuevo Laredo, Tamaulipas, durante un retén del ejército mexicano.

Finalmente REDIM exigió al Estado Mexicano la investigación exhaustiva de estos casos, identificar a los responsables materiales e intelectuales para llevarlos a tribunales civiles y contar con un marco que dé seguridad para los defensores de derechos, así como la certeza de que no habrá más impunidad.

Verónica Morales
Comunicación Estratégica
Red por los Derechos de la Infancia en México
comunicacion@derechosinfancia.org.mx


[1] Fuente: Base de Datos de Defunciones 1979 – 2009, SINAIS, SSA.
[2] Estimaciones a partir de la base de datos de fallecimientos ocurridos por presunta rivalidad delincuencial en el periodo diciembre 2006 a diciembre 2010, Presidencia de la República Mexicana.
[3] Estimaciones a partir del seguimiento de notas periodísticas sobre muertes infantiles durante 2011, REDIM.


   


Derechos Infancia México es un proyecto de la Red por los Derechos de la Infancia en México.| Contacto | Organizaciones . México