26 de enero de 2010
  • Redim presentó el libro “Infancia y conflicto armado en México” en el marco de la audiencia que tiene el Estado mexicano el próximo 31 de enero en Ginebra, Suiza ante del Comité sobre los Derechos del Niño.
  • El documento señala un incremento de adolescentes de 15 a 17 años que ingresaron a hacer el Servicio Militar anticipado de 593 en 2004 a 1219 en 2009.
  • Es necesario lograr que el Estado mexicano pase de recibir recomendaciones a las que se responde con discursos, a una respuesta de acciones concretas, efectivas y de largo plazo que modifiquen esta realidad, expresó el defensor de Derechos Humanos, Edgar Cortez.

En la foto de izquierda a derecha: Dr. Luis Armando González Placencia, Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Juan Martín Pérez García, Director Ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México y Padre Miguel Concha Malo, Director del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco Vitoria O.P. A.C.


El día de hoy la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) presentó el libro “Infancia y conflicto armado en México”, Informe Alternativo sobre Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en conflictos armados, éste se presentó en el marco de la audiencia con el Comité sobre los Derechos del Niño, para la cual está citado Estado mexicano el próximo 31 de enero en Ginebra, Suiza.

En el evento, estuvieron presentes el Dr. Luis Armando González Placencia, Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal; el Padre Miguel Concha Malo, Director del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco Vitoria y Juan Martín Pérez García, Director Ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México. A través de videomensaje Edgar Cortez del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMDHD) expresó su opinión sobre la publicación.

A manera de introducción, Pérez García habló de la importancia que en esta publicación adquieren  por ejemplo, los datos que se refieren al ingreso al Servicio Militar anticipado de adolescentes de 15 a 17 años el cual se incremento de 593 en 2004 a 1219 en 2009. En el documento destaca el hecho de que en el 2009, se les ofreció a 314 jóvenes la posibilidad de cumplir su Servicio Militar en 3 meses (en lugar de un año) e integrarse a un adiestramiento de erradicación de cultivos de amapola y mariguana. Esta es la primera evidencia documentada de que se involucran jóvenes reclutas en tareas de lucha contra el narcotráfico.

En su intervención el Padre Miguel Concha, consideró que el libro da a conocer de una forma original las diferentes formas de la violencia que viven en México niñas, niños y adolescentes. En este sentido, el documento señala que “es necesario tener una definición que está pasando en términos de violencia en el país, categorizar la situación es mucho más que un ejercicio teórico: la categorización tiene consecuencias directas, dado que determina las normas aplicables y la protección que estas ofrecen conforme a la situación jurídica”.  
              
Miguel Concha, resaltó la importancia de reconocer la nueva forma de explotación que hace el crimen organizado, y de cómo niñas y niños son cooptados por el éste ante la falta de garantías a sus derechos. Asimismo, precisó que es necesario exigir los datos oficiales de niñas y niños que han sido asesinados y dejar de criminalizar y estigmatizar a los adolescentes ya que ello impide la investigación imparcial de los hechos. Aclaro que “no tenemos que aceptar que esto escale, sino, buscar atender la impunidad”. En torno a este tema, puntualizó que es urgente avanzar en la construcción de un sistema para adolescentes en conflicto con la ley.

Concha, retomó el dato expuesto en el libro con respecto a que la SEDENA reportó que en 2009 en Mazatlán, Sinaloa; se realizaron actividades de erradicación, mediante la búsqueda, localización y destrucción de enervantes donde participaron 5,609 elementos, esta fue la primera vez que se involucró a jóvenes alumnos de las escuelas militares en tareas de lucha contra el narcotráfico.

En su intervención el ombudsman capitalino Dr. Luis González Placencia, habló de la “pérdida de expectativas” que están viviendo los adolescentes  y que se está fallando en lograr una expectativa de vida razonable para niños, niñas y adolescentes y que ello representa un factor de riesgo para que personas menores de edad ingresen a las filas del crimen organizado.

En un video mensaje, Edgar Cortez del IMDHD, destacó que una enorme dificultad para comprender lo que está pasando en el país es la ausencia de datos concretos, duros, fiables y sobre todo continuos que nos permitan saber qué impacto está teniendo la violencia.

Expresó que en el Informe el conjunto de recomendaciones que va desde modificar las leyes, hasta generar programas de gran alcance en el trabajo preventivo, son sustantivos.

Sin embargo, refirió Edgar Cortez, la tarea es lograr que esas recomendaciones sean puestas en práctica “ya que los gobiernos, tanto Federal como los locales están generando una especie de “anticuerpos” frente a las recomendaciones que vienen de Naciones Unidas”. En este mismo tema, Cortez resaltó que “todos los que nos dedicamos a la defensa y promoción de los derechos humanos en cualquier ámbito hoy tenemos una tarea, cómo lograr que el Estado mexicano pase de las palabras y de recibir recomendaciones a las que se responde con discursos, a una respuesta de acciones concretas, efectivas y de largo plazo que modifiquen esta realidad permanentemente violenta y violatoria de los derechos humanos, en este caso de las niñas y los niños que es uno de los sectores que están pagando un alto costo a consecuencia de esta estrategia que urge que sea modificada para que sea una estrategia respetuosa a cabalidad de los derechos humanos de todos los que vivimos en este país”.

---


Verónica Morales
Comunicación Estratégica
Red por los Derechos de la Infancia en México
comunicacion@derechosinfancia.org.mx
56 04 24 66 ext. 118
044 55 34 81 96 62