Un ambiente saludable para los niños

Declaración* de los Delegados asistentes al Foro:

Declaración* de los Delegados asistentes al Foro:

Un ambiente saludable para los niños: II Foro Global

Realizado del 8 al 11 de septiembre del 2001

Georgetown University Conference Center

Washington, D.C

Nosotros, delegados asistentes al Foro un Ambiente Saludable para los Niños II: un Foro Global para la acción, afirmamos lo siguiente: 

Principios guía: 

  • Proteger y promover la salud de niños es un valor fundamental compartido. Nosotros entendemos cada vez más que la salud y bienestar de nuestras familias, las comunidades, sociedades, y naciones dependen del apoyo a un ambiente limpie saludable. En ningún caso es esto más verdadero que en el caso de niños 

  • A lo largo del mundo, los niños enfrentan significativas amenazas a su salud física y psicosocial por muchas causas, incluso una serie de riesgos medioambientales de fuentes y orígenes variados. Es una responsabilidad compartida por todos los adultos permitirles a todos los niños crecer en un ambiente saludable y seguro, lo cual incluye el aire limpio, agua potable segura, comida, y productos de consumo, así como viviendas saludables, oportunidades recreativas, medios de cuidado para el niño, escuelas y comunidades. 

  • Debido a que los niños están en proceso de crecimiento y desarrollo, son particularmente vulnerables a efectos nocivos en la salud, causados por la exposición a los riesgos medioambientales. Estos múltiples riesgos que enfrentan los niños deben prevenirse integralmente y considerarse dentro del contexto de la vida de un niño, desde la pre-concepción por las exposiciones paternas a substancias de riesgo hasta el desarrollo durante los años de la adolescencia. 

  • Las políticas y programas deben basarse en el más adecuado conocimiento disponible, utilizando, tanto como sea posible, la ciencia más avanzada. Se debe de disponer de información y conocimiento eficaces. Sin embargo, esta información no debe evitar la aplicación de políticas y programas que mantengan un margen de seguridad en los niños. 

  • Los gobiernos en todos sus niveles deben establecer normas de salud medioambiental que protejan apropiadamente a los niños, de manera que reconozcan su particular vulnerabilidad de desarrollo, biológico y conductual. 

Todos los niños y adultos tienen el derecho de saber los riesgos probados y potenciales para su salud y seguridad medioambiental. 

La pobreza, la discriminación y la insuficiente protección contra las amenazas medioambientales son problemas que se encuentran a menudo unidos. Muchos niños están viviendo en comunidades que son desproporcionadamente impactadas por exposiciones medioambientales. Mejorar la salud, el ambiente, la nutrición y la seguridad de estos niños debe ser una prioridad mayor. 

Los riesgos medioambientales y polución no tienen límite alguno. La salud de niños a nivel mundial está intrínsecamente unida a la calidad y salud de nuestro ambiente. La colaboración internacional para promover ambientes a favorables y saludables para los niños debe buscarse y estimularse. 

Las soluciones a los complejos problemas de salud medioambiental requieren de comunicación continua y de la colaboración de las comunidades afectadas y de diversas disciplinas como la ciencia, la medicina, la salud pública, la economía, la planificación, la tecnología, la ingeniería, la legislación y la política. Además, enfrentar estos problemas requiere de la coordinación de las agencias gubernamentales, lo que implica la colaboración de los ministerios de salud y medioambiente, así como la integración de la temática de la salud medioambiental infantil en la misión de ministerios que van desde la agricultura al transporte, e incluso la consideración de los riesgos de salud medioambiental asociados con las instalaciones militares. Deben alcanzarse soluciones creativas a través de la resolución interdisciplinaria del problema y la construcción de alianzas. 

En la actualidad, las amenazas significativas a la de salud del medioambiente para los niños incluyen: 

Contaminación del aire, en el ambiente y en el interior.

Contaminación química y biológica del agua.

Plomo, mercurio, otros metales pesados, y arsénico. 

Contaminantes orgánicos persistentes.

Neurotoxicos del desarrollo.

Humo de tabaco en el medioambiente.

Ionización y radiación ultravioleta.

Químicos de afectación endocrina.

Impacto en la salud por cambios en el clima global.

Vínculos entre pobreza, nutrición y degradación del medio ambiente. 

Exposiciones laborales de padres y de niños trabajadores, incluso en el campo. 

Áreas urbanas poco sostenibles, incluyendo la variedad de impactos a la salud por el transporte y la inadecuada planificación urbana. 

Muchas leyes nacionales existentes y las declaraciones internacionales empiezan a dirigirse estas preocupaciones, incluyendo:

La Convención de ONU en los Derechos del Niño (CRC) sobre todo bajo los artículos 6,24,27 y 29; el Programa para la Completa Aplicación de la Agenda 21 adoptada en 1997, la Declaración sobre el Ambiente del Grupo de los Ocho sobre la Salud Ambiental Infantil de 1997; la Declaración de Londres de la OMS sobre el Ambiente y la Salud de junio de 1999, La Resolución sobre la Salud de los Niños y el Medio Ambiente del Consejo de la Comisión de Cooperación Ambiental de América del Norte de 2000 de junio, y el Compromiso de Berlín sobre la Salud Ambiental de Niños del 2001, así como varias Convenciones Internacionales sobre salud ambiental que no mencionan a los niños explícitamente, como la Convención de Estocolmo sobre los Contaminantes Orgánicos Persistentes. 

Estas naciones con las leyes pertinentes y signatarios de las declaraciones pertinentes deben comprometer a su aplicación rápida e integral. 

Además, la comunidad internacional se debe comprometer a las acciones siguientes: 

1. Los programas de ayuda internacional, las políticas nacionales de salud, y las instancias de salud comunitarias deben enfrentar decididamente los problemas del medio ambientales que contribuyen a las anormalidades de desarrollo y enfermedades de la niñez. Por ejemplo, para prevenir enfermedades respiratorias agudas y por consumo de agua, los niños deben tener acceso agua limpia, aire limpio y comida segura y nutritiva. Estos principios deben ser una parte importante de cualquier plan de ayuda. Entre las acciones específicas de los programas de ayuda de agencias internacionales y gobiernos se encuentran la eliminación del plomo en todas las gasolinas y la provisión de agua segura para beber a todos los niños. Ayudar a que recursos limitados se dirijan a niños con mayor necesidad, deben estimularse la cooperación y los esfuerzos de colaboración entre las agencias.

2. los gobiernos deben comprometerse a movilizar los recursos necesarios para aumentar la investigación epidemiológica básica y aplicada. Para aumentar al máximo el acceso de todos los países a nuevos datos e información existentes, y para facilitar el traslado de tecnología, debe establecerse un mecanismo global, tal como un panel intergubernamental de científicos expertos, para coleccionar y analizar los vínculos entre el ambiente y la salud, desarrollo y enfermedad de niños.

3. Es urgente la necesidad de la educación más amplia, del conocimiento y entrenamiento dirigidos a problemas del medio ambiente que exacerban el riesgo de un niño de contraer enfermedades. Las agencias donantes deben aumentar el apoyo que proporcionan a los gobiernos locales y nacionales, sobre todo en los países en vías de desarrollo y a NGOs, para educar y entrenar a los líderes de la comunidad, al personal para el cuidado de salud, y a los responsables de la política para desarrollar normas de protección del niño en el agua, la comida, el albergue, la higiene y el saneamiento.

4 Gobiernos, agencias y la sociedad civil deben reconocer la importancia de garantizar un “primer ambiente” seguro: el útero. Las políticas y programas deben asegurar la protección de mujeres embarazadas y la garantía de la lactancia materna. 

5. Los gobiernos y las agencias internacionales de cooperación para el desarrollo deben mejorar o establecer una comprensiva Valoración del Impacto del Medio Ambiente en la Salud, basado en pautas que reconozcan la especial vulnerabilidad de los niños, y apoyar al personal de campo en la evaluación del impacto de proyectos en la salud ambiental para niños, mitigando impactos negativos y aumentando al máximo ganancias potenciales. 

6. los gobiernos deben dar fuerza a las normas establecidas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre infancia e inspecciones legales del lugar de trabajo en la salud y las prácticas de seguridad. Los niños deben de ser alejados de de las áreas de alta contaminación y exposición tóxica, tanto en fábricas, campos de cultivo, u otros espacios ocupacionales, y debe ofrecerse, de ser necesario, trabajo con oportunidades de no riesgo. 

7. Los gobiernos en todos los niveles deben establecer políticas que tomen totalmente en cuenta las diferencias de los niños ante en las exposiciones y las características del tipo de respuestas. Estas diferencias deben reconocerse en la medición de riesgos, de escenarios normales, pruebas polito y otros programas y políticas. Cuando la incertidumbre exista, como puede ser sobre la magnitud de diferencias, debe protegerse a los niños a través de la prevención adecuada y del establecimiento de márgenes de seguridad. 

8. Los gobiernos y las agencias internacionales deben comprometerse ahora a la acción. Demasiado a menudo, programas y políticas bien intencionadas sobre salud del medio ambiente, enfrentan una serie de retrasos antes de llevarse a cabo, si es que se logran hacerlo ejecutar. Siempre que sea posible, las acciones diseñadas para proteger a los niños deben establecerse estrictas fechas límite para su aplicación plena y deben incluir las medidas públicas de vigilancia. 

Organizado por

Canadian Institute of Child Health

Children's Environmental Health Network

Si quieres saber mas sobre este evento pulsa aquí

Esta es una traducción casera elaborada por la Red por los Derechos de la Infancia en México del original en inglés

 

Temas relacionados

Informe del Taller de América del Norte sobre Indicadores de Riesgo y Salud Ambiental de la Infancia

Propuestas de politica púbica

Asma y cáncer principales riesgos en los niños expuestos a contaminantes

Un Mundo Saludable para los niños

Amenazas al medio ambiente para los niños

Declaración del Foro: Un ambiente saludable para los niños

Taller Trilateral del Norte sobre Evaluación de riesgos y salud ambiental de la Infancia

Instrumentación del Programa de Cooperación sobre Salud Infantil y Medio Ambiente de América del Norte

Educación y capacitación de profesionales de la salud y el medio ambiente en el tema salud infantil y medio ambiente en América del Norte

 

Derechos Infancia México es un proyecto de la Red por los Derechos de la Infancia en México.| Contacto | Organizaciones . México, 2003.